Fronteras

La ambición de poder volar como un pájaro se remonta, seguramente, a los orígenes de la Humanidad. Héroes de leyenda como Dédalo o Ícaro unen sus nombres a los de atrevidos científicos que, como Ader o Lilienthal, buscaron incluso con riesgo de su vida, la manera de elevarse por los aires. Quinientos años después de que Leonardo da Vinci proyectara sus primeros ingenios voladores, los hermanos Wright conseguían efectuar el primer vuelo controlado de un avión tripulado y propulsado. Hoy, la tecnología nos permite ver esos sueños de aquellos aventureros y de los nuestros propios, a través de estos pequeños objetos volantes, (DRONES), que unidos de una cámara, nos regalan estas vistas únicas, en este caso, de una ciudad atrapada por su encanto.


Compartir

¡Síguenos!